a la página siguiente

Acerca de EBA...

entre Octubre del 76 y Noviembre del 79 ...

01 "El Garage en Lanús"


______ Doy por llamar El Garage en Lanús a mi última etapa experimental anterior a Estudio Bs.Aires, en la cual sin saber aún que el estudio sería más tarde mi medio de vida, había relegado mis actividades de músico a "músico de cambio" y dedicado más tiempo al "sonido en vivo" y a la "experimentación práctica", en la cual agoté las posiblidades de dos "cinta abierta" de 1/4 inch a 7½ i.p.s. ( Un mono 1/2 pista, y un stereo de 1/4 de pista al que había agregado cabezas para las que nunca pude copiar las etapas asociadas, de las cuales las "salidas" eran notoriamente faltantes, pero que de todas formas cumplía el propósito de "4 pistas").


... guitarra (estable), Quique Villanueva, en teatro de Rosario.


... bajo (cambio), Aldo Guibovich y Los Pasteles Verdes en "Patio del Litoral"

______ ______ El Garage en Lanús, más que nombre fantasía fue una situación real, en la que desde el "Control Room" (que ocupaba el "living") se tiraba el cableado hasta el garage convirtiéndolo en "el estudio" (... y obligando al coche a "dormir" afuera mientras la situación se mantuviera).

______ Al momento de adquirir el Deck Teac 3340SS y el mezclador Teac Model 5, además de adquirir el formato multipista clásico de la "grabación independiente" de la época, asumí también el compromiso personal que pronto daría por terminada esta etapa de experimentación previa que hoy, retrospectivamente doy por terminada con la instalación de los 8 tracks, que no de casualidad, coincide con mi primera grabación profesional o de oficio, al vender por primera vez servicios cómo "técnico" o "estudio" de grabación.


¿ Pre-historia ?

Por los años 70's, los estudios de grabación eran reparticiones de las disqueras multinacionales, que concebidos como eslabón fundamental para la fabricación del disco y construídos para satisfacer propias necesidades trabajaban 24 horas a "puerta cerrada", exclusivamente para producción interna, sin dar abasto y poniendo límites a la misma.

No era rara entonces la escasez de expresiones artísticas independientes, ya que aquel que no formalizaba con un sello dificultosamente podía realizar un registro fonográfico de calidad competitiva. Por otra parte, los pocos estudios independientes de la época producían "masters" para cine, radio y televisión; pero estaban obviamente imposibilitados de fabricar o financiar "el disco", riesgo que corrían las multinacionales en sus propias fábricas con sus propios artistas.


Si bien tuve oportunidad de niño ... ... ... de ver y hasta "manosear" lo que después supe era un Grundigt TK-##, ... de acudir a la Escuela de Iniciación Musical (Proyecto piloto por esos días, las clases se daban en horario matutino en el edificio donde a la tarde funcionaba la escuela Estados Unidos(Montevideo). Lunes a viernes de 8 a 12... todos los días túnica y moña eh!) ... y de adolescente de "comenzar" un curso de electrónica, ... de fanatizarme con los "Beatles", la guitarra y "el conjunto", ... de modificar instrumentos para cubrir mis propias necesidades y en una oportunidad hasta construir uno ... ... ...

... de manejar algunas consolas ajenas "haciendo sonido",
comprar cables y conectores siempre al mayoreo
para construir y reparar mi propio cableado y extensiones,
adivinar la reacción de algún micrófono frente a determinado instrumento,
ahorrar dinero para comprar un micrófono "equivocado",
"pisar" algunas veces estudios de radio y tv
intentar obtener registros que emularan el sonido de mis "ídolos musicales" con todo grabador que estuviera a mi alcance ... y hasta agregarle una cabeza si es que era posible.
Antes de la idea "multipista", el motivo de instalación de la tercera cabeza era "obtener eco realimentando la entrada."
... ... ... no fue sino hasta mediados de los 70's que tuve contacto y pude apreciar "de cerca" el único objeto entonces insustituíble de los necesarios para abordar las técnicas multipista ... cuando la presencia física del mismo objeto profundamente deseado no pudo superar mi imaginación y cuando viví situaciones que me impactaron de las cuales quedaron marcadas tan sólo aquellas que en esos confusos momentos supieron revelar su importancia ... ... ...
*) Pagando derecho de piso cómo "productor" conocí los 4 canales en 1/4 de Francis Smith en un departamento de la calle Pacheco de Melo, donde con escasos elementos ( dos pares de auriculares, 1 micrófono, y un pequeño mezclador(¿Teac Model 3?)), "mi artista" "ponía la voz" para que luego el técnico llegara a un final "escuchable" y del cual aseguraba se podría cortar un disco. La sorpresa y alguna quimera, parecían querer enseñarme que al menos para grabar a un "solista", no se necesitaba un estudio tal cómo yo lo concebía sino algunos conocimientos que "por desgracia" no poseía ...

*) Participando cómo músico de una sesión en el estudio conocido cómo "de los Bárbaros" (Estudio Edipo, en la calle Muñecas, 4 canales en 1/4 y cableando para inminentes "ocho") me re-encontré en mi camino ... Tratamiento acústico, amplificadores para bajo y guitarra, batería armada en lugar apropiado, rincones "secos", ambientación que se confundía con "escenografía" y que se veía acorde con una banda", acondicionamiento de todo el lugar acorde al objeto del mismo ...
(Por esos tiempos, aunque la mayoría de los integrantes de los "Conjuntos o grupos" debiera saber que Molly canta en una banda y haber escuchado a Fogerty gritando su Travellin' Band, ... el término "banda" no se usaba.)
La estructuración encontrada, reforzó mi íntima idea acerca del estudio independiente, de que si bien no puede financiar una "sala donde entre cómodamente la sinfónica" (y por eso carece de ella), al mínimo debe poder registrar competitivamente una base rítmica de formato contemporáneo.

*) Pidiendo consejo sobre monitores al concienzudo y responsable vendedor y amigo de St Eloi Esteban Martínez Prieto, este me llevó a "Recordex" (en la calle Monroe y "la vía"), donde el hecho casual de que microfoneaban una batería, ayudó a que Federico (manager y propietario) me pudiera mostrar y yo entender "el trabajo fino" y la importancia de un monitor apropiado en una situación real.
St Eloi fue el local de Cabildo 2800 en el cual Sirente atendió al público. Sirente fue la firma que representando a Teac importó los multipistas que utilizaron la mayoría de los estudios independientes, que dió rápido y eficaz service a quien lo necesitó, y que luego representó a la división profesional de Teac (Tascam) hasta poco después del advenimiento de la "era digital".

*) Presenciando sesiones de "puesta de voz" en el majestuoso estudio de RCA Victor (en la calle Paroissien) supe que entre otras 400 cosas ... necesitaría un micrófono....
¿ Majestuoso ? No brindan buena descripción adjetivos o adverbios, me molesta usarlos y más aún en un escrito, ... pero a la distancia, en el tiempo y con pocas palabras ... no tengo forma de describir esa "obra faraónica"... perdón, ¡magnífica sala! ( y ... ¡me mandé otros! ..y güé, ¡valen eh!)

*) Después de muchos esfuerzos por conseguirlo sin lograrlo, de pronto y casi cómo si fuera casualidad ... ... ... poseí el Teac 3340 SS que seguramente no sólo a mí me "comía el cerebro".

... ... ... y no fue sino hasta finales de los 70's en el contexto histórico descripto y poseyendo entonces elementos confiables y específicos para la grabación multipista; que en el garage de mi casa en Lanús Este, con una "vasta experiencia en 4 canales" (¡ grabando mi banda, a amigos, a mí mismo, al metrónomo o "la radio" ! . ¡claro! ¡ ninguno reclamaba !) que con una Teac Model 5 expandida, un Teac 80-8 flamante y aún sin su reductor de ruido, un rejunte de micrófonos, casi sin monitores, con el más desapropiado cableado pero muchísimo "apronte para la sesión" ("feeling", diría algún amigo), comenzé sin saberlo la que sería mi "primera grabación profesional" o "de oficio".

Con Rubén la Rosa (quién también experimentaba su "primer master") y otros amigos, grabamos 4 canciones que mezclamos en el Teac 3340SS. (el primer multipista popular, mi primer multipista, ... y mi "master track" de 1/4 de pista hasta que tuve mi primer deck stereo de media pista.)

Mientras crecía la idea del estudio en el interés familiar, suponiendo que sin excepciones todo aparato mecánico necesitaba algún tiempo de service y descanso, había preferido contar con 2 máquinas de 4 canales antes que con una única de 8 ...   y ahora que había "alcanzado" el 80-8, además del legendario Teac3340SS, tenía un 3440, versión posterior al 3340 que es posible no haya usado nunca cómo multipista, ya que el motivo de su adquisición había sido "cubrir las posibles fallas" que el 3340SS había tenido mínima oportunidad de sufrir ...
... y para cuando sospeché el posible desperdicio enquistado en la prevención de tener duplicado de la máquina de 4 canales ... ... era ya "tiempo de 8 canales" ...
... y cómo lo comprobé después con el 80-8 que tenía de "nuevo" y con otro más tarde comprado usado y bien "apaleado", no había necesidad de "máquina de repuesto"; ya que por encima del impecable service que daba Sirente, estas máquinas fueron auténticos tanques de guerra posiblemente desconectadas y abandonadas "andando" cuando fueron reemplazadas por las de 16 canales ... que hoy aún son una opción válida para el entendido que necesita un multipista análogo sin necesidad de sincronismo.

La idea de "El estudio", que me apasionaba hace años "prendió en algún momento fuerte y en familia", y sin duda el siguiente paso que trasciende este relato, es el de su afincación con propósitos laborales en "Capital Federal".

una etapa adelante Asuntos Pendientes
Al menú de Etapas